top of page
  • Foto del escritorOroyelix Lozada

Go deep. Deepear.

Hace días quería grabar la intro de Podcast de Oro, en la que quiero describir la promesa de lo que vas a obtener por escucharlo. Quise cerrar con “vamos a dipear”.


Deep. Profundo. Deepear sería un americanismo, un préstamo lingüístico convertido en verbo para invitarte a ir a lo profundo. A un viaje introspectivo. A nadar en las profundidades de tu ser con preguntas que invitan a la reflexión, al autodescubrimiento. 


Para deepear necesitamos dos cosas. Tiempo y cuestionamientos. Destinar tiempo para estar solo y observar con detenimiento nuestros pensamientos. Lo segundo, cuestionarnos. Creo necesario estímulos externos que cuestionen o inviten a ir al tuétano de lo que pensamos o sentimos. Las preguntas son disparadores, la puerta a ese abismo profundo ¿por qué hago lo que hago? ¿qué necesito? ¿qué me habría gustado cambiar? ¿de qué me siento orgullosa? ¿qué es lo que quiero dejar en los demás? ¿qué es lo que brindo y dejo en otros? ¿qué es lo que realmente me mueve? ¿de dónde aprendí esto que pienso o hago?


Cuando alguien me cuenta alguna situación, más allá de validarlo, brindarle mi punto de vista o solo escuchar, el camino que tomo es hacerle preguntas que quizá no se haya hecho. Cuestionar como herramienta para llegar a nuestras propias respuestas.


Brindar tiempo y espacio para escuchar lo que nos dice dentro esa voz interna que siempre sabe es tan necesario como dormir, comer, tener tiempo de ocio. Estar a solas para escucharnos y cuestionarnos, es ta fácil distraerse y silenciar eas voz en estos días.


Disfruto esas conversaciones que comienzan triviales y terminan con más preguntas, en donde son más las veces que digo "no me lo tienes que responder, tómate el tiempo que necesites para hallar tus propias respuestas".

_______


El primero de enero conocí un juego de cartas para conocerse, intimar y conversar en distintos niveles, creo que está diseñado para parejas pero lo decidimos jugar en grupo. Consistía en leer en voz alta la pregunta que estaba en la tarjeta, había tres niveles: percepción, conexión y reflexión. En caso de que la respuesta pareciera vaga podíamos sacar la tarjeta con la orden "go deeper" instando a profundizar o brindar más detalles sobre la respuesta.


El juego me enganchó a la primera. Las preguntas pasaron de ser superfluas, a una profundidad interesante cuando decidimos explorar el nivel 3.


Para brindarte un ejemplo, en el nivel 1, que era percepción, una de las preguntas que salió para responder fue si me vieras en la calle, ¿en qué te fijarías? El nivel 2, que era conexión alguna de las preguntas fue: ¿qué es eso que deseas mucho? ¿qué tipo de canción crees que cantaría en un karakoke? ¿Crees que soy fácil de enamorarme? ¿Qué me regalarías en mi cumpleaños?


Al parecer fue un juego diseñado para parejas que si se hace grupal, permite romper hielo y no quedarnos en lo superfluo de que estamos "bien", que todo marcha "bien" en el trabajo, sino ir sacando capas para conocer el mundo interno que es aún más complejo de la existencia humana.


La tarjeta "Go deep" la sacaron unas cuantas veces con risa curiosa. Ahí se asomaba de a poco la vergüenza y el sentirse inseguro de no saber hacia dónde profundizar. Da miedo nadar a esas profundidades por no saber cómo transitar con lo que nos encontraremos, ni cómo afrontar el juicio que en ocasiones nos inventamos.


_____


Qué lindo es poder sacar tiempo para estar con uno mismo y hacernos preguntas para re-conocernos y entender de dónde viene lo que sentimos, pensamos y hacemos. Desdoblarnos y mirarnos desde afuera.


Ojalá que decidas regalarte ese tiempo. Ojalá disfrutes el proceso y aunque a veces pese y duela lo que descubrimos, ojalá que el transitar sea compasivo, esclarecedor y liberador.


Todo esto para contarte lo genial que es descubrir juegos que nos agitan a hacernos preguntas y conectar no solo desde lo que percibimos con la vista, eso que a veces nos deslumbra, sino también hacer consciente y conectar desde lo que no se ve.


Este post, estas palabras son mi carta "go deeper" para invitarte a ir a hacerte preguntas y empezar o continuar tu viaje interno.


Tú eres tu mejor inversión, dedicarnos a entendernos y conocernos es la mejor tarea en este viaje llamado vida.

_____


Se me ocurre invitarte a hacerlo pensando en tu nube de palabras que es la invitación que hago en el primer episodio del podcast:






3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page