top of page
  • Foto del escritorOroyelix Lozada

Tres actividades que nunca pensé en delegar

Conforme tu negocio va creciendo, vas entendiendo que no puedes ser el «todero» o «todólogo». Llega el momento que muchos tememos: Delegar, dejar que otros hagan por ti.


Te quiero contar sobre 3 actividades de mi empresa que jamás pensé que sería capaz de delegar. Te las nombro por orden de necesidad: delivery, picado de queso y cocción de tequeños.


El delivery se empezó a delegar a mujeres cercanas por dos razones:

1. Porque eran mujeres y se alineaba con nuestro propósito de ocupar espacios en oficios/tareas liderados por hombres. Nosotras podemos todo 🔥

2. El hecho de ser cercanas y conocidas nos brindaba la seguridad de que entregarían la cajita de felicidad con una sonrisa afable.


El picado de queso era lo más lejos que veía para delegarlo. Para mí es la tarea primordial que define, además de la estética del tequeño, el rendimiento de la materia prima. El buen uso y manipulación del cuchillo condiciona que los cortes sean precisos al momento de ejecutar la tarea. El nivel de detalle que exige me llevaba a la creencia limitante de que “nadie lo hará como yo”, ¿te ha pasado esto?


Para cambiarlo hay que cuestionarse, cambiar la sentencia por una pregunta: ¿cómo hago para que aprendan y lo hagan obteniendo el resultado esperado?


Para responder esta pregunta es necesario generar un sistema: primero registras tus procesos, armas una metodología, sistematizas y así generas el «know how» o cómo hacerlo para garantizar los resultados que quieres y que tu empresa necesita.


Tienes que confiar y creerte el hecho de que vas a encontrar a alguien que lo hará incluso mejor que tú. Eso es lo mejor que puede pasarte.


Con el “área de cocción” me pasaba algo parecido a lo del queso. Sobre todo porque el hecho de escribir mensajitos buena vibra en la caja para mí era sagrado y el colorcito doradito de los #tequeños también.


En la parte de cocción se cocinan todos los detalles que se cuidan desde la producción porque es la entrega final del producto. En esta etapa el cuidado debe ser tan extraordinario como la experiencia del cliente que lo recibe.



¿Qué se hizo? Registrar procesos, crear y explicar la metodología y sobre todo hacerle entender al #tequeteam el porqué es importante lograr el resultado esperado.


No es magia.


Registra, arma la metodología, sistematiza, entrena y motiva a tu equipo 🔥

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page